Vacaciones en Gales

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  eva el Miér Abr 20, 2011 7:42 pm

Karen, si quieres documentarte pelin mejor, nada mejor (valga la redundancia), que el blog de Falco, tiene muchos repostajes sobre el rodaje, fotos, artículos, videos, es solo una idea, por si necesitas material. http://blog.livedoor.jp/falcounderground/
Respecto a lo que llevas escrito, a mi me parece que está bien, fluido, bien expresado y redactado. No podría poner ningun pero, es ameno de leer. En fin, no sé que quieres que te diga, me gusta y estoy deseando que sigas con tu historia. cheers cheers cheers

_________________
[/img]
avatar
eva
Admin
Admin

Signo chino : Caballo
Cantidad de envíos : 2764
Fecha de inscripción : 11/12/2008
Edad : 51
Localización : Madrid (España)

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Miér Abr 20, 2011 10:46 pm

Karen, secundo el post de Eva, la historia está muy bien llevada, interesante y bien desarrollada. También te animo a que la continúes y nos sigas entreteniendo con ella, adelante Very Happy
avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Jue Abr 21, 2011 12:19 pm

muchas gracias chicas, la verdad es que son vuestros comentarios los que me animan a seguir la historia. Smile
Gracias por vuestra atención!!! Muchisimos besitoos!
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje  Karenciita el Mar Abr 26, 2011 5:54 pm

Ya habían llegado al plató. Moon se despidió con la mano de Sam. Todo estaba llevo de cámaras, algunos cables, luces, focos… Había dos sillas, dos sillas típicas de directores de cine, en una de ellas estaba sentado McG. El hombre miró a Sam y le sonrió. Hizo un gesto indicándole que se sentara en la silla que había a su lado. La chica hizo lo que le decía. Se sentó y miró a McG.
-¿Preparada, Sam?- preguntó McG. con una amplia sonrisa que dejaba entrever sus blancos dientes. La chica asintió.- Lo primero que debes hacer es leer la escena en el guión, guión que en el peor de los casos has supervisado tú. En este caso, como es algo completamente nuevo para ti lo leerás y te contaré cuál es mi idea para la escena. ¿De acuerdo?
- Claro.- Sam lo miraba todo maravillada. Aquello era impresionante. McG. le dio un montón de hojas encuadernadas abierto por la mitad. McG. señaló el comienzo de la escena. Sam comenzó a leer. Comenzarían a rodar una escena en la que John Connor pide a control de mando que posponga el ataque para llevar a cabo una misión de rescate y así poder sacar a Kyle Reease de Skynet. Era una escena corta según McG. pero era una escena que requería que Christian se metiera mucho en su papel de líder de la resistencia.

Todo estaba preparado, las luces, las cámaras, los actores iban llegando convertidos en sus personajes. Christian se acercó al plató y se colocó justo detrás de Sam, que estaba sentada en una silla junto a McG.
- Te sienta muy bien esa silla- susurró a Sam al oído. La chica se volvió sobresaltada. No imaginaba que Christian pudiera estar parado detrás de ella.
- Que susto me has dado Christian. ¿Por qué siempre apareces sin avisar?- Christian estaba increíblemente atractivo. ¡Acababan de cortarle el pelo! Lucía ahora un corte militar, tenía el pelo muy corto. Le daba un aspecto muy varonil. Tenía la barba de tres días, la cara manchada, como si llevara mucho tiempo sin poder lavarse como es debido. Como un soldado en la guerra. Llevaba unos pantalones oscuros y una botas, militares, manchados de barro, una camiseta también oscura, aunque ya no se podía apreciar exactamente de qué color era y una chaqueta de color verde aceituna, muy manchada y desgastada también. Sus manos estaban cubiertas por unos mitones de cuero negro, muy desgastados. Llevaba infinitud de cachivaches encima: transmisores, armas… Todo lo que un soldado podía necesitar. Aquello tenía que pesar una barbaridad, pero Christian era lo suficientemente fuerte como para poder moverse con agilidad a pesar de llevar todo aquello encima. Sam solo tenía una palabra para describir a Christian: irresistible.
- ¿Vas a ser tú quién de las órdenes en este plató?- preguntó Christian con una sonrisa algo maliciosa.
- ¡Claro que no! ¡Eso lo hace McG! Yo no sabría qué hacer.
- No te preocupes, Christian- dijo McG.- Si lo que quieres es que ella sea quién te diga cómo tienes que hacer las cosas no habrá problema. Yo no pienso hacer absolutamente nada. Será ella quién dirija esta escena. Yo la ayudaré, por supuesto, pero será ella.
- Jaja, ¿qué te parece eso, Sam?- rió Christian.
- Me parece que estoy muerta de miedo, Christian. ¡McG, no puedo hacerlo yo sola! ¡Es demasiada responsabilidad!- replicó Sam. ¿Ya? ¿Así sin más? Acababa de llegar y ya tenía que dirigir ella una escena?
- Tonterías. Lo harás genial. Y si no me gusta siempre puedo hacerla yo a mi manera. – McG. sonrió a la chica- No te preocupes, cariño. Todo saldrá bien.
Comenzaron a leer el guión. Según lo que McG. le había dicho, Sam dio unas sencillas pautas para la escena.
- Veamos… Tú te pondrás ahí, Common.- dijo Sam- Y tú Christian…tú te acercarás por ahí, cogerás la radio y te colocarás justó aquí, para que la cámara pueda grabar un primer plano, ¿de acuerdo?
- A la orden- rió Christian. Sam se ruborizó ante el comentario de Christian.



Rodaron la escena sin ningún problema. No hicieron falta demasiadas tomas para que todo quedara tal y como McG. quería. El director felicitó a Sam, la animó diciéndole que Christian tenía razón, tenía mucho talento.

Pasaron los días. El rodaje continuaba según lo previsto. Sam estaba aprendiendo muchísimas cosas. Además había conocido mucho mejor al resto de los componentes del equipo de rodaje. No solo a los actores. A los encargados de fotografía, a los maquilladores, a los encargados del vestuario. Eran encantadores, al menos casi todos. Sam Worthington, al que ahora llamaban Samuel para diferenciarlo de Samanta Monroy, y Sam se habían hecho buenos amigos. Pasaban bastante tiempo juntos. Christian pasaba también mucho tiempo con Sam. Le daba consejos, leían juntos el guión... Christian le enseñó todo lo que sabía sobre el fantástico mundo del cine. El rodaje se retrasó un poco cuando la segunda al mando en la resistencia, Bryce Dallas Howard, se lastimó una pierna en una de las escenas.
- No podemos rodar con Bryce en ese estado, McG.- dijo Christian. Bryce estuvo de acuerdo con él. Ella no podía ni mantenerse en pie. No podían rodar las escenas que les quedaban sin ella. Todo el equipo estuvo de acuerdo. No podían continuar hasta que Bryce se recuperara.
- No, es evidente que no podemos avanzar, pero podemos hacer algunos ensayos de lo que será el rodaje de la escena, para que cuando Bryce esté recuperada todos sepáis exactamente qué es lo que debéis hacer- decidió McG. Todos estuvieron de acuerdo con el planteamiento de McG. Así no se perdería tanto tiempo. Siempre había un margen de tiempo para imprevistos, pero había que conseguir que el tiempo se apurase lo menos posible.
- Pero McG., ¿quién hará de Kate Connor? – preguntó Bryce.
- ¿Qué me dices, Sam? ¿Te gustaría probar suerte como actriz?- rió McG. cogiendo a Sam por la cintura y acercándola a él. A Samuel ese gesto pareció no gustarle demasiado.
-¿Qué? ¿Yo? Estás loco, McG. Yo estoy aprendiendo a dirigir, no a ser actriz.- Sam no podía creerlo. ¿Cómo le pedía que hiciera el papel de Bryce? Ella no tenía ni idea de actuación.
- Bueno, todo buen director debe saber también algo de interpretación, ¿no?- aclaró McG.
- Pero yo no tengo ni idea.- se quejó la chica.
- McG. tiene razón Sam. Podrías hacer mis escenas, así yo podría ir haciéndome una idea de cómo quiere que las haga. Tardaremos muchísimo menos en rodarlas cuando yo me haya recuperado si ya he visto las escenas montadas- añadió Bryce.- Además, te vendrá bien.
- No McG. No me hagas esto.- rogó Sam.- Soy pésima de verdad. Me da muchísima vergüenza.
- Sam, si quieres dirigir cine, tendrás en algunos casos que hacer las escenas tú misma para que los actores con los que trabajes vean cómo deben hacerlo. Es algo que debes aprender. Venga Chris, dile algo, que a ti sí te escucha.- Sam miró a McG. Siempre utilizaba a Christian en su contra.
- ¿Qué, Sam? ¿Te atreves a ser mi segunda al mando?- rió Christian. ¿Por qué tenía que ser tan endiabladamente dulce y atractivo? Con esa sonrisa… no podía negarle nada. Christian lo sabía y se aprovechaba de eso. Además intuía que no le funcionaba solo con ella.
- Está bien- aceptó Sam- Pero en cuanto Bryce esté mejor será ella quién lo haga.
-Muy bien- McG. estuvo de acuerdo. Comenzarían la mañana siguiente.

Sam pasó toda la noche pensando en el lío en el que sin quererlo se había metido. Ella quería dirigir cine, no actuar. Además, Kate Connor a demás de ser la segunda al mando en la resistencia, era también la mujer de John Connor. ¡John Connor era Christian! No, definitivamente no sabía cómo se había metido en aquel lio. Se pasó toda la noche dándole vueltas a aquello. ¿Por qué demonios no sabía decir “no”? Dándole vueltas a estas cosas, sin darse cuenta llegó la mañana. Todo fue normal. Desayunaron todos juntos. Samuel fue a buscarla a su habitación como de costumbre y charlaron un rato como hacían siempre. Sin embargo aquel día su trabajo iba a ser algo diferente.

- Vamos a ver hoy un par de escenas en las que aparece Kate Connor- comunicó McG. -La primera será la escena en la que Marcus ofrece a Kate su corazón para salvar a John. Christian, tú estarás tumbado en la camilla y con un brazo agarras a Sam. Sam, tú llevarás esto.- McG. le tendió algo parecido a una barriga postiza, que se colocaba como si fuese una mochila del revés. Kate Connor estaba embarazada de John, por lo que tendría que fingir estarlo.-Os miráis con cierta desesperación. En esta escena llevarás el pecho vendado y la cara muy magullada. Kate mira a Connor y una lágrima cae por su mejilla, ¿de acuerdo, Sam?- la chica asintió- Luego te vuelves y caminas hacia allí, donde se encuentran los demás, esperando que les digas cómo está el líder de la resistencia. Todos sabéis qué tenéis que hacer, y esa será la colocación.

Comenzaron. Christian se tumbó en la camilla y sonrió a Sam. Por su mente pasaron un millón de ideas, antes de convencerse a sí misma de que debía concentrarse en las emociones de que debía sentir, debía meterse en el papel de mujer que está viendo peligrar la vida del hombre al que ama y el padre de su hijo. Tenía que ser capaz de llorar. Christian agarró el brazo de Sam, totalmente metido en su papel de soldado malherido. Ella le miró, imaginó que él realmente estaba malherido, que podía morir en cualquier momento. Se olvidó de McG., se olvidó de las cámaras, de las luces, de todo lo demás. Con la mano del brazo que Christian le agarraba comenzó a acariciar la piel desnuda de su pecho, cercana a su hombro derecho, que no estaba cubierta por las blancas vendas. Con la otra acarició su cuello, su rostro, su pelo. Qué piel tan suave… Sin saber por qué sintió cómo se le hacía un nudo en la garganta, y se le hacía difícil respirar. Los ojos comenzaron a llenársele de lágrimas. Sin darse cuenta estaba llorando. Una lágrima resbaló por su mejilla. Christian la miró con toda la ternura con la que se puede mirar a alguien. Puso su mano sobre el vientre de Sam. Lo acarició. Y Sam lo sintió. Sintió cómo la vida del hombre al que amaba, el padre de su hijo, podía esfumarse de un momento a otro. Intentando que él no la viera así se dio la vuelta y se dirigió hacia el resto, que parecían esperar una respuesta. Miró a Common, que con delicadeza preguntó cuánto tiempo le quedaba. Ella con lágrimas en los ojos le explicó la situación. Su corazón no aguantaría. Él la animó, se pondría bien. Casi sin fuerzas para hablar Christian llamó a Anton. Este se acercó a la camilla con pasos cautelosos. Christian señaló un abrigo largo verde, sucio, lleno de pequeñas roturas, que tenía un trozo de tela rojo cosido a una de las mangas, mientras le decía que lo cogiera. Anton no podía reaccionar. Moon y Samuel se miraron. Sam se acercó a Christian, llorando sin consuelo, intentando que él no viera lo mucho que sufría, acariciándose el vientre, donde estaba aquel niño que ella y Christian esperaban con impaciencia. ¿Y si Christian no vivía para cuando su hijo naciera? ¿Y si no estaba allí cuando naciera aquella hermosa criatura? No podía resignarse a perderlo. Samuel cogió el abrigo y lo puso sobre los hombros de Anton. Anton miró maravillado aquel trozo de tela roja, símbolo de la resistencia. Christian volvió a dirigirse al chico “Te la has ganado” susurró. Anton hizo un gesto de agradecimiento y de alejó poco a poco de la camilla mientras miraba a Christian. Samuel y él se miraron. Samuel se acercó a Sam. “Coge el mío” ofreció mientras miraba hacia su corazón. Sam le miró atónita, sin poder creer lo que Samuel le ofrecía. Moon se acercó a Samuel con una expresión interrogante. Él sonrió a la chica, “Todos merecemos una segunda oportunidad, esta es la mía”. Ella asintió, parecía entenderle. Le miró a los ojos y le besó. Fue un beso de despedida. Dulce y amargo al mismo tiempo. Christian miró a Samuel mientras este se tumbaba en una camilla contigua. Se miraron por un instante. Sam se sintió en cierto modo aliviada. Si había una sola posibilidad de que Christian se salvase merecería la pena. Si había una mínima posibilidad de salvar al hombre al que amaba más que a nada en aquel desdichado mundo de guerra y violencia, no sería en vano. Si podía salvar al padre de ese niño que llevaba en sus entrañas no sería en balde.

-¡Corten!- gritó McG. La voz de McG. trajo a Sam de vuelta a la realidad. Se limpió las lágrimas con el dorso de las manos. ¿Cómo había podido sentir todo aquello? Durante cinco minutos había amado a Christian con toda su alma, había sentido el dolor ante la idea de perderlo. Había creído esperar un hijo suyo. Durante cinco minutos se había convertido en su mujer. ¿Cómo había pasado? Todos dejaron sus posiciones y empezaron a hablar unos con otros, sin embargo Sam seguía ensimismada en sus pensamientos. McG. se acercó a ella. – Increíble Sam. No has podido hacerlo mejor. Realmente parecía que sentías todo lo que estaba ocurriendo. Deberías plantearte si prefieres ser directora o actriz. Me has dejado de piedra. Buen trabajo.
-Gracias McG.- Sam sonrió levemente, aún sumida en sus pensamientos. Lo que él no sabía era que realmente lo había sentido. Christian se acercó por detrás de Sam y la abrazó por la cintura poniendo una de sus grandes manos sobre aquella panza que le habían puesto a Sam.
- Muy bien, señora Connor.- susurró juguetón al oído de la joven- Parecías una verdadera esposa preocupada por su marido herido.
-Anda ya, Christian. No digas tonterías.
- En serio, lo has hecho muy bien. Por cierto- dijo con una mirada maliciosa-, te sienta muy bien estar embarazada. Estás muy sexy.- Sam sintió sus mejillas arder.
- ¡Calla, idiota!



Nota de la Autora: Y aquí tenéis el siguiente capítulo. Christian y Sam van intimando poco a poco. Espero que os guste, y como siempre, muchísimas gracias por vuestros comentarios y aportaciones. Sois las mejores Smile


Última edición por Karenciita el Mar Mayo 03, 2011 11:29 pm, editado 2 veces
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Miér Abr 27, 2011 10:04 pm

Karen, ¿te sabes la peli de memoria o has revisado la escena en cuestión para adaptarla a tu relato? Porque está genial Very Happy me ha encantado la recreación de esa parte de la peli y cómo Sam se involucra en el papel. En fin, no todos los días se tiene la suerte de, gracias a la magia del cine, ser transportada a un mundo post-apocalíptico como sexy guerrera embarazada, esposa del mismísimo John Connor... estupendo capítulo!!!!
avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Miér Abr 27, 2011 11:37 pm

si te gustó este capítulo espera a leer el siguiente, jajaja Razz
La verdad es que me se la pelicula de memoria. Es uno de los papeles de Christian que más me gustan. Que quieres que te diga... me resultan muy atractivos los militares, así que imagina lo que me gusta Christian de militar jajajaja.
Me alegro de que te haya gustado el capítulo. Estoy terminando el siguiente, pronto podrás ver qué ocurre.
Un beso enorme Smile


Última edición por Karenciita el Miér Mayo 04, 2011 1:06 am, editado 1 vez
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Capítulo 9

Mensaje  Karenciita el Mar Mayo 03, 2011 5:37 pm

Descansaron. La próxima escena la rodarían por la tarde, se tardaba mucho en prepara el plató para la escena. Christian pasó el resto de la mañana riéndose a costa de Sam. Con el paso del tiempo se había convertido en muy buenos amigos. Sam lo conocía mejor como persona y lo admiraba aún más. Después de comer McG. reunió al equipo en el plató para rodar una última escena con Sam. Había decidido rodar la escena en la que John se despide se Kate para ir a Skynet en una misión de rescate. Todo estaba preparado. Las luces, las cámaras, los extras. El vestuario, el maquillaje. Todo, incluso la barriga de Kate estaba preparada. Todo menos Sam. Ella parecía no estar preparada para volver a meterse en la piel de Kate Connor. Parecía darle miedo encarnar de nuevo a esa mujer. Intentó retrasarlo lo máximo posible, pero llegó el momento que no podía aplazar más. Tras las indicaciones de McG. todos se colocaron en sus puestos. Todo comenzó después de que McG. gritara: “¡Acción!”.

La mente de Sam pensaba a la velocidad de la luz. Tenía que concentrarse en su papel. Tenía que lograr volver a convertirse en Kate Connor. Tenía que volver a pensar en Christian como en el hombre al que amaba más que a nada. El padre de su hijo. Sam miraba a Christian a los ojos, mientras veía como él se acercaba a ella despacio. El amor sincero se reflejaba en sus ojos. Era tan tremendamente atractivo… Sam pensó en su cuerpo fornido y fuerte bajo aquellas pesadas ropas. En lo suave de su tacto. En el calor de su piel. En lo mucho que le había gustado rozarla y acariciarla. Sin apartar la mirada de los ojos de la chica, Christian acarició el vientre de ella, en un gesto protector hacia ella y hacia la criatura que ambos esperaban. Sam creyó sentir en su vientre el calor de su mano. Él redujo la distancia entre ellos. Sam seguía inmóvil, mirándolo a los ojos. Christian colocó una de sus manos en cuello de la chica, y la miró con ternura. Ella disfrutó del contacto con la piel de aquel hombre que la hacía estremecerse. Christian sonrió levemente y atrajo el rostro de la joven hacia el suyo. Sintió su aliento en sus labios. Sam creía que su corazón se saldría de su pecho. Entonces súbitamente Christian apretó a la chica contra él. Besó sus labios, al principio lentamente, con delicadeza y posesividad. Ella reaccionó y con sus manos sujetó la nuca de él, recudiendo a cero el espacio que los separaba. Christian decidió profundizar aquel beso que hacía que Sam perdiera la cordura. Separó los labios de la chica para poder tener libre acceso a su boca. El beso se volvió más apasionado y desesperado. Christian colocó una de sus manos en la parte baja de la espalda de Sam y la apretó contra él, sintiendo cada curva, cada centímetro del cuerpo de la chica contra el suyo. No quería separarse de ella. Ella acarició su pecho con una de sus pequeñas manos, introduciéndola en su pesado abrigo, mientras prolongaban aquella despedida hasta el infinito. Christian separó sus labios de los de Sam. Apoyó su frente contra la de la joven, sujetándola aún contra su cuerpo. Sin soltar las manos de su nuca, Sam lo miró a los ojos a los ojos con desesperación. Él le sonrió mientras se separaba un poco de ella. Acarició su cintura mientras ella acariciaba su cuello, con deseo y desesperación. La miró a los ojos por última vez antes de que sus labios pronunciaran un resignado “Adiós”. Christian se separó de ella lentamente, dejando a Sam totalmente desesperada. Se colgó el fusil, cogió sus cosas, dispuesto a no mirar atrás, porque si lo hacía no estaba seguro de poder volver a dejar tras sí a esa mujer a la que amaba más que a nada. “¿Qué les digo a tus hombres cuando descubran que te has ido?” preguntó Sam con desesperación, mirando hacia abajo para evitar que Christian viera lo mucho que le constaba alejarse de él. Él se giró por última vez y la miró con sus profundos ojos verdes. Vio en los ojos de ella el miedo. Miedo a no volver a verlo, miedo a que no regresara, miedo a tener que enfrentarse a una vida sin él. “Volveré” Sam debía ser fuerte ahora. Debía ser fuerte para no correr hacia él y pedirle que la dejara ir con él. Fuerte para aceptar que su lugar estaba allí, que él la necesitaba allí.
La voz de McG. volvió a devolverla a la realidad.

Aquella noche Sam no pudo dormir. Había vuelto a pasar. Lo había sentido. Lo había sentido todo. Por unos minutos había estado perdidamente enamorada de Christian. ¿Por qué demonios le pasaba aquello? ¿A todos los actores les pasaba? Ni siquiera había prestado atención a los halagos de McG. ni del propio Christian. ¿Cómo no iba a hacerlo bien si no había tenido que actuar? ¿Y por qué se sentía así? Sentía que fingía cada vez que la felicitaban. Porque nadie imaginaba lo que había pasado por su mente cuando Christian la besó. Porque nadie sabía que para ella no había sido algo ficticio, no había actuado. Simplemente se había dejado llevar. Sam pasó toda la noche dándole vueltas a lo ocurrido. No dejaba de dar vueltas en la cama. No conseguía conciliar el sueño. Se levantó cubierta de sudor. Se dirigió con pasos firmes hacia el baño. Se lavó la cara. Necesitaba dar un paseo, ordenar sus ideas. Era una noche calurosa, algo inusual en el desierto. Todo el mundo dormía en el set, así que tenía tiempo para estar sola. Ni siquiera se cambió de ropa. Se puso unos pantalones cortos debajo de su larga camiseta y salió descalza de la habitación. Caminó por todo el set. Por donde ya habían rodado, por donde aún no lo habían hecho… Todo estaba desierto. Una ciudad fantasma. Sam salió a una de las pistas de aquella base militar. Se tumbó en medio del cemento de la pista y contempló las estrellas. Tan hermosas, tan lejanas, tan ajenas. No podía sacar de su cabeza el beso que Christian. La había besado, y había sido el mejor beso de su vida. Nadie jamás la había besado así. ¿Qué le estaba ocurriendo? ¿Por qué de repente se sentía extraña cuando pensaba en Christian?
Sam escuchó unos pasos aproximándose a ella en el silencio de la noche, caminando sobre el cemento. Era muy tarde. Todos debían estar durmiendo. Sam alzó la mirada y encontró a Christian de pie, mirándola con una sonrisa en los labios. Se acercó a ella sin decir una palabra y se tumbó a su lado. Durante largos minutos ninguno de los dos dijo nada, se limitaron a contemplar las estrellas. El cielo estaba precioso aquella noche. Estaba despejado y un millón de luces blanquecinas salpicaban la negra inmensidad del universo. Christian rozó con sus dedos la mano de ella. La chica le miró. Él contempló sus grandes y almendrados ojos verdes.
- ¿Tú tampoco puedes dormir?- preguntó Christian mirando aquellos ojos que lo embrujaban y no lo dejaban dormir. Ella negó con la cabeza y volvió a mirar el universo infinito- Es extraño… pero no puedo quitarme de la cabeza ese beso…-aquello captó la atención de Sam, que lo miró con los ojos abiertos, no esperando aquellas palabras. ¿Qué acababa de decir? ¿No podía olvidar el beso? ¿Qué beso? ¿El beso que habían compartido hacía unas horas? ¿El beso que le había dado a ella? La mente de Sam trataba de asimilar la información. -¿Por qué no puedo olvidarlo, Sam? ¿Por qué, si solo fue parte de mi trabajo? Porque… solo fue eso, ¿no?- Christian se apoyó en un brazo, reduciendo la distancia entre ella y él. La respiración de Sam se aceleró. ¿Acaso para él había sido algo más? Colocó una mano en el pecho de Christian Su corazón latía acelerado. Podía sentir su pecho fornido bajo la camiseta. ¿Quién podía resistirse a semejante hombre? Con la mano que tenía libre Christian acarició el cabello de Sam. Su cuello, sus mejillas, sus labios… ¿Qué estaba haciendo? ¿Por qué Sam se sentía tan extraña, tan viva? ¿Por qué luchaba contra esas inmensas ganas de que él la besara? Se dejó llevar. Con movimientos lentos Sam fue bajando su mano desde el pecho de Christian hasta su abdomen, sintiendo cada uno de sus fornidos músculos. Tenía el cuerpo de un dios. Dejó caer su brazo sobre su propio abdomen. Christian sujetó con su mano la nuca de la chica, como lo había hecho horas antes y la atrajo hacia sí. Sam contuvo la respiración. Sentía el aliento de Christian en los labios.
- Dime que fue cosa mía- susurró Christian a escasos centímetros de sus labios. Sam lo miró a los ojos. Esos ojos verdes y profundos que la hechizaban- Dime que fue cosa mía y volveré a mi habitación como vine.



avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Miér Mayo 04, 2011 1:07 am

que suspense jaja. Espero que os guste chicas! Smile
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  eva el Miér Mayo 04, 2011 6:10 pm

Si, Karen, nos gussssssssssssta, aunque tardemos en postear, tanto puente me está mareando ya, y queda el 15 todavía. Suspect
Como ya te dije, está bien tratado el tema, lo llevas bien narrado por lo que es ameno de leer, engancha, vamos.
Un solo apunte, ¿Bryce necesitó la barriga postiza o llevaba la propia de una mujer recien dada a luz? No recuerdo bien este punto.

_________________
[/img]
avatar
eva
Admin
Admin

Signo chino : Caballo
Cantidad de envíos : 2764
Fecha de inscripción : 11/12/2008
Edad : 51
Localización : Madrid (España)

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Miér Mayo 04, 2011 7:54 pm

La barriga es postiza, Bryce no esta embarazada durante el rodaje de la película. Lo estuvo un años antes.
Por cierto chica, quiero aclarar una cosa jaja. Tengo la dichosa manía de poner cara a mis personajes, y se me ha metido en la cabeza que Sam es idéntico al de Bryce. Cada vez que pienso en Sam se me viene a la mente la imagen de Bryce. No se, tal vez sea porque de todas las chicas con las que Christian ha hecho de galán Bryce es la que más me gusta y la que creo que más le va a Christian. Por eso, quiero que cada vez que veáis en la historia una imagen de Bryce, no es Bryce, para mí es Sam. Jaja, a Bryce ponedle otra cara, pero por supuesto, no es tan guapa como Sam. Jaja. son pequeñas manías mías.
Un beso muy fuerte y abrazos chicas Smile
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Miér Mayo 04, 2011 10:33 pm

Qué buena esa foto de firma, Karen Very Happy
Esta peli frenética no tiene mucho tiempo para el romanticismo, pero aún así has explotado muy pero que muy bien la escena del "volveré" de Connor-Christian, cuando se despide de su amada y embarazadísima Kate... un poco más y le pasa al niño no nato igual que al propio Connor, que su padre falleció antes de nacer él, sniff...
Me ha encantado este nuevo capítulo, la cosa se está poniendo muy interesante. Por cierto, veo que es algo obvio que en esta fantasía Morti-Sibi no tiene lugar en la existencia
en fín, que se fastidie, que ella después de todo disfruta al hombre entre los hombres en la vida real...
Si quires que nos imaginemos a Sam con la carita de muñeca de Bryce se hace, sin problemas!!!
Ánimos y a seguir escribiendo study
avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Miér Mayo 18, 2011 11:51 pm

chicas, siento tanto retraso, pero estoy con los examenes finales. En cuanto los termine publicaré nuevos capítulos. Estoy deseando volver a escribir. Un beso a todas. Smile
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  eva el Miér Jun 01, 2011 3:05 pm

Karen, linda, no te preocupes, primero los exámenes, nosotras podemos y sabemos esperar.
Mucha suerte. suerte suerte

_________________
[/img]
avatar
eva
Admin
Admin

Signo chino : Caballo
Cantidad de envíos : 2764
Fecha de inscripción : 11/12/2008
Edad : 51
Localización : Madrid (España)

Volver arriba Ir abajo

Capítulo10

Mensaje  Karenciita el Jue Jun 02, 2011 2:01 am

Sam no pudo contestar. Ni un solo sonido salía de su garganta. Simplemente estaba tan hipnotizada con aquel hombre y con lo que le hacía sentir que no pudo contestar. Christian pegó sus labios a los de la chica y los besó como lo había hecho horas antes, con delicadeza y deseo. Sam creía que moriría si él seguía besándola. Entonces Christian puso una de sus manos en la cintura de la chica y la atrajo hacia él. La acarició. Sam perdió en control. Enredó sus dedos en su pelo, atrayéndolo hacia ella. El beso se volvió más ardiente y primitivo, pasional y salvaje. Ella abrió su boca para que él pudiera explorarla y él aceptó gustosamente la invitación. Saboreó sus labios haciendo aquel beso más profundo. Christian se estaba volviendo loco de pasión. Aquella chica estaba despertando en él deseos inimaginables. Necesitaba sentirla. Sam disfrutó de aquel beso, disfrutó de aquella deliciosa tortura, de aquellas caricias que Christian le brindaba… Pero, ¿qué estaba haciendo? Aquello no podía continuar. Christian y ella eran amigos, él había hecho mucho por ella. Aquello no estaba bien. McG. No lo aprobaría. No, además aquello no era bueno ni para su carrera en Hollywood ni para ella. ¿Y si Christian se aburría de ella? Terminaría siendo la tonta que creyó que una estrella de cine se enamoraría de ella. No, no y no. Aquello no podía ser, por más que le costase a ella resistirse a semejante hombre. Él era una estrella y ella no era nadie.
Reuniendo toda su fuerza de voluntad se separó lentamente de Christian. Tomó cierta distancia para poder mirarle a los ojos.
- Christian….- comenzó Sam.
- ¿Qué pasa?- preguntó Christian intentando volver a besarla. Ella trató con todas sus fuerzas de resistirse. Puso sus dedos en los labios de Christian. -¿Qué está mal, cariño?- Sam se derritió al oír a Christian llamarla de aquella manera. Pero no, no podía derretirse.
- Christian… esto no puede ser… no está bien- dijo Sam, negándose a lo que en aquel momento deseaba más que nada: olvidarse de todo y besar a Christian.
- ¿Por qué no?- preguntó él desconcertado- ¿Es que acaso no querías? ¿No te ha gustado?
-No, no es eso…no sabes cuánto me ha gustado pero… -Sam intentaba explicarse- Christian, tú y yo somos amigos. Los amigos no andan besuqueándose… Yo…
- Sam, somos adultos. Yo quiero ser más que tu amigo- Christian depositó un suave beso en los labios de la chica.
- Christian… esto no es bueno ni para ti, ni para mí… No puede ser.
- ¿Por qué? Sam, quiero estar contigo. Me paso el día deseando tus labios, deseando abrazarte, tenerte conmigo…Sam, me voy a volver loco. He descubierto que te necesito. ¿Por qué no es bueno?- Christian acarició dulcemente el rostro de Sam, iluminado por la pálida luz de las estrellas. Volvió a besar los labios de la chica levemente. Se separó un poco para mirar sus ojos.
- No… Christian…- repitió Sam.
- ¿Por qué me dices “no” y me devuelves los besos?
- Yo no…
- Me besas cuando yo lo hago- interrumpió Christian. – Sé cuando me besan, y tú lo estás haciendo. No estás tan convencida como para rechazarme.
- Christian, tú eres una estrella, eres uno de los mejores actores de Hollywood. Todo el mundo te conoce, las mujeres te adoran, se mueren por ti. Los hombres te envidian… Eres como un sueño inalcanzable, algo que todos deseamos pero sabemos que jamás obtendremos. Tú eres todo eso, Christian. Y yo no soy nada. No soy más una pobre chica que tuvo la suerte de conocerte. Estas cosas solo pasan en los cuentos.- Sam suspiró evitando mirarle a los ojos.
- Sam… eres la persona más maravillosa que he conocido en mi vida. Aunque aun no lo sepas, tú eres la estrella. Soy yo quién ha tenido suerte al conocerte. Algún día todos podrán ver cuánto talento tienes. Y tienes razón, esto solo ocurre en los cuentos. Pero quizás la magia de esos cuentos, esa magia que tú tienes, haya decidido concedernos el hacer de este sueño algo real, ¿no crees?
- Christian… ¿qué pasará si te aburres de mí? Yo no podría soportarlo…
- No, cariño, eso no pasará nunca.
- No me hagas daño, Christian…- dijo Sam antes de que Christian volviera a besarla con desesperación.

Sam despertó con las primeras luces del alba. Sentía el fuerte brazo de Christian rodeando su cintura de manera posesiva. Se movió con cuidado para no despertar a Christian, que dormía a su lado como un niño. ¿Qué había pasado exactamente la noche anterior? Recordaba que Christian había ido a buscarla la noche anterior. Recordaba cómo se había tumbado a su lado y cómo la había besado. Recordaba cómo ella había decidido no resistirse más y dejarse seducir por aquel hombre. Recordaba cómo él la había llevado en brazos desde aquella pista en medio de la base hasta su habitación, pero… Sam miró bajo las sábanas. ¡Estaba en ropa interior! Miró a Christian, su torso desnudo. Se estremeció. Aquel hombre siempre conseguía despertar en ella sus instintos más primitivos. El llevaba únicamente sus boxes. Sam se acercó al rostro de Christian y besó sus labios suavemente. Este sonrió en sueños. Acarició sus mejillas, su incipiente barba… Qué atractivo era.
- Christian…- susurró Sam a escasos milímetros de sus labios. Christian se movió lentamente y la atrajo hacia sí con su potente brazo. Ella acarició su rostro, fuerte y masculino. – Christian, despierta, cariño…- Christian bostezó y pegó sus labios fuertemente a los de Sam. Se retiró un poco y se estiró. Sam apoyó su cabeza en su hombro y comenzó a juguetear con sus dedos haciendo círculos en el potente pecho de Christian.
- Buenos días, preciosa. – él abrazó a Sam, acariciando su cuerpo bajo las sábanas. Hacía temblar el pequeño cuerpo de la chica bajo las sábanas.- ¿Cómo has dormido?
- Mejor que en toda mi vida- contestó Sam. Christian besó a Sam, y pronto la llama de la pasión volvió a arder dentro de él. Agarró su cintura con posesividad y la atrajo hacia él, colocándola encima de cuerpo fuerte. Sam se dejó hacer, y le correspondió con pasión. Paseó sus dedos libremente por su fuerte pecho. El acarició su espalda, siguiendo el dibujo de su columna hasta llegar a su trasero. La apretó contra él y la besó hasta tenerla jadeante.
- Christian…- susurró su nombre entre jadeos. Él besada su cuello, recorriéndolo con su lengua mientras acariciaba su espalda con sus manos expertas – Christian, para… - suplicó Sam contra su voluntad. Christian se detuvo y la miró desesperado por avanzar.
-Christian… anoche… ¿lo hicimos?- preguntó la chica preocupada. Christian la miró a los ojos muy serio durante unos instantes y súbitamente estalló en una carcajada.- ¿Qué pasa? ¿Por qué te ríes?
- ¿Lo preguntas en serio?- rió Christian. Sam lo preguntaba en serio. – No, amor, no lo hicimos. Pero reconoce que te habría gustado… - Christian se burló de ella.
-Eres… ¡eres un engreído y un presumido Christian Bale!- Sam se sentó a horcajadas sobre él, cogió la almohada en la que Christian apoyaba su cabeza y le atizó con ella dando así comienzo a un juego en el que él estuvo encantado se seguirla.
- Oiga, señorita…. – se quejó Christian- ¿sabe usted acaso quién soy yo? No puede atizarme con una almohada así, por las buenas…
- Ah, ¿no? –rió Sam continuando su juego.- Mira como lo hago- volvió a estampar la almohada contra Christian. - ¿Qué vas a hacer? ¿Llamar a tus abogados?- se burló Sam. Christian agarró a la chica de las muñecas y colocó casi sin esfuerzo el cuerpo de la chica bajo el suyo, sujetando sus muñecas sobre su cabeza, a ambos lados de su cuerpo. Él se acercó peligrosamente a sus labios. La respiración de Sam se aceleró. Christian rozó levemente sus labios con los de la chica.
- ¿Qué te parece esto?- Christian siguió con aquel juego- ¿Es un buen castigo por lo que has hecho?- él se apoderó rápidamente de los labios de la chica, y comenzó a devorarlos con pasión. Soltó las muñecas de la chica y esta enredó sus brazos alrededor del cuello de Christian, atrayéndolo hacia ella. La pasión volvió a guiar cada uno de sus movimientos. Christian acarició su cintura con manos expertas, sus hombros, sus piernas, queriendo guardar en su memoria el tacto de cada milímetro de piel de Sam. Ella aún no podía creer la inmensidad de sensaciones que aquel hombre le hacía sentir. Hundió las yemas de sus dedos en el pronunciado surco de su fuerte espalda. La volvía loca.

De pronto alguien llamó a la puerta. Sam y Christian se detuvieron en seco. ¿Quién estaría llamando? ¿Qué hora era?
- ¿Sí?- contestó Sam.
- Sam, soy yo Samuel- Sam reconoció su voz al otro lado de la puerta. ¿Qué iba a hacer ahora? No podía dejar que Sam viera que Christian estaba en su habitación y mucho menos en aquel estado. ¡Ambos estaban en ropa interior! No… Samuel no podía verlo en su habitación, sino McG. se enteraría, y no, no era conveniente.
- Samuel… vaya, espera un momento que aun no estoy vestida. Ya voy- dijo Sam. “Christian, escóndete, rápido…” susurró a Christian. “¿Por qué? Qué más da que él lo sepa…” contestó Christian. “Christian, luego hablamos, ahora escóndete”. Christian se escondió en el baño mientras Sam se ponía algo de ropa y escondía la ropa de Christian bajo la cama. Terminó de ponerse una camiseta y fue hacia la puerta para abrir a Samuel.

Nota de la Autora: Muchas gracias por la paciencia chicas, ya he terminado los exámenes finales y tengo buenas noticias: ¡¡He aprobado!! Aún no me lo creo, podré hacer la selectividad en junio. Tanto esfuerzo mereció la pena. Y bueno por fin pude escribir el siguiente capítulo de mi historia. Como siempre, muchísimas gracias por leerla fielmente y por comentarla. Sois geniales, chicas. Espero que os guste y lo disfrutéis. Muchísimos besos y abrazos.
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Jue Jun 02, 2011 10:48 pm

Muchas felicidades por tu aprobado, Karen Muchos ánimos y la mejor de las suertes para la selectividad, a por todas!!!
El nuevo capítulo es precioso y muy divertido. El final es genial, hacer esconderse a Christian en el cuarto de baño jajajaja... me muero por saber qué pasará a continuación, con la entrada del guaperas Worthington en escena!!!

avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  eva el Mar Jun 07, 2011 6:10 pm

¡¡¡¡¡Felicitaciones Karen!!!!! Venga, que la selectividad no es tan fiera como la pintan. Eso, al menos, es lo que dijo mi hijo cuando la hizo en su momento.
El capi. Como nos gusta jugar con Christian. almoh123 almoh123 almoh123 En mi historia también es muy juguetón. Todas le vemos ese lado infantil. th_risa123 th_risa123 Mucho me temo que Sam se va a ver envuelta en un trio amoroso....

_________________
[/img]
avatar
eva
Admin
Admin

Signo chino : Caballo
Cantidad de envíos : 2764
Fecha de inscripción : 11/12/2008
Edad : 51
Localización : Madrid (España)

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Psych0 el Miér Ago 10, 2011 7:04 am

Muy muy buenaaaaaa, pero donde está la escritora???????? cheers esperamos mas capis
avatar
Psych0
Bale_fan
Bale_fan

Signo chino : Gato
Cantidad de envíos : 55
Fecha de inscripción : 11/08/2009
Edad : 31
Localización : Chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Claudia el Jue Ago 11, 2011 5:34 am

Pues estamos esperandola Rolling Eyes

_________________


The duke & duchess Bale
avatar
Claudia
Admin
Admin

Signo chino : Cabra
Cantidad de envíos : 2639
Fecha de inscripción : 28/07/2008
Edad : 51
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Jue Ago 11, 2011 12:51 pm

Eso mismo, esperando a que Karen continúe con su interesante historia estamos Very Happy
avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Psych0 el Vie Ago 12, 2011 5:49 am

Siiii ojala se apure o sino tendra que animarse una de nosotras Smile creo que comenzare a re leer las otras historias por mientras se me ocurre algo a mi jejej th_emo3
avatar
Psych0
Bale_fan
Bale_fan

Signo chino : Gato
Cantidad de envíos : 55
Fecha de inscripción : 11/08/2009
Edad : 31
Localización : Chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Claudia el Vie Ago 12, 2011 5:53 am

Muy buena idea! Leelas, son bastante entretenidas Wink

_________________


The duke & duchess Bale
avatar
Claudia
Admin
Admin

Signo chino : Cabra
Cantidad de envíos : 2639
Fecha de inscripción : 28/07/2008
Edad : 51
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Psych0 el Vie Ago 12, 2011 6:45 am

Sii si las lei todas pero siempre es bueno leerlas otras vez jeje Very Happy Very Happy
avatar
Psych0
Bale_fan
Bale_fan

Signo chino : Gato
Cantidad de envíos : 55
Fecha de inscripción : 11/08/2009
Edad : 31
Localización : Chile

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Karenciita el Vie Ago 12, 2011 11:56 am

chicas!! lo siento mucho!! Estoy trabajando en el siguiente capítulo, pero ando super liada. Estoy de vacaciones en Inglaterra (irónico.. igual me encuentro a Christian Bale jaja), y además he conocido al hombre de mi vida. Es una larga historia que si os interesa os contaré con mucho gusto. Siento muchísimo este imperdonable retraso, espero tener pronto el siguiente capítulo para poder subirlo. Muchísimas gracias nuevamente por seguir mi historia!!! Un beso enorme Smile
avatar
Karenciita
Bale_fan
Bale_fan

Cantidad de envíos : 22
Fecha de inscripción : 28/02/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Maddie el Vie Ago 12, 2011 9:16 pm

Karen!!! Qué alegría saber de tí Very Happy Me alegra ver que estás bien y disfrutando nada menos que en Inglaterra y además con amor, así se ve todo mucho mejor... felicidades por tu nueva situación, ya contarás qué tal te va yendo todo.

Esperamos con ansia que puedas continuar con tu historia, saluditos
avatar
Maddie
Psycho_fan
Psycho_fan

Signo chino : Búfalo
Cantidad de envíos : 152
Fecha de inscripción : 18/01/2011
Edad : 45
Localización : Barcelona, España

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Claudia el Sáb Ago 13, 2011 3:38 am

Ahhhh bueno, si la causa ha sido el amor, estas super disculpada nena, muchas felicidades cheers

Supongo que todavía no le hablas de tu obsesión por Christian.....es muy pronto todavia Suspect Suspect Suspect

_________________


The duke & duchess Bale
avatar
Claudia
Admin
Admin

Signo chino : Cabra
Cantidad de envíos : 2639
Fecha de inscripción : 28/07/2008
Edad : 51
Localización : Mexico

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones en Gales

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.